COMPARTIR

Las multas serán de 1500 pesos para los que incumplan en la vía pública y de 2500 para los que hagan lo propio en lugares cerrados. Están exceptuados menores de 3 años.

El intendente municipal, Arturo Rojas, en uso de sus legítimas atribuciones, establece por decreto que lleva su firma el uso obligatorio de tapabocas desde la hora 0 de ese martes 2 de junio, tanto en la vía pública como en lugares cerrados, como así también están incluidos aquellos que circulen en transportes públicos o privados.

En tanto, también la medida abarca a los que transiten en vehículos particulares, siempre y cuando haya dos o más personas dentro del mismo.

De no respetar esta nueva obligación establecida, que también lleva la firma del secretario de Gobierno, Jorge Martínez, se aplicarán multas de 1500 pesos para las personas infractoras que circulan por la vía pública, mientras que el que vulnere la norma en un espacio cerrado, como puede ser un comercio, será penado con 2500 pesos.

Aclarando que están exceptuados del uso de tapabocas los menores de 3 años, vale recordar que, para quienes reincidan en el incumplimiento, la multa se acrecentará en una suma de hasta un 300%.