COMPARTIR

Fueron organizadas por las direcciones municipales de Educación, Gestión Ambiental y Forestal, con el objetivo de educar a los alumnos de los primeros grados de distintas escuelas públicas sobre los beneficios de los árboles y de la importancia de la reforestación en nuestro Parque Miguel Lillo.

Con la plantación de ejemplares en algunas instituciones educativas, culminaron la semana pasada las actividades organizadas por distintas áreas municipales en el marco del Día del Árbol, que buscaron concientizar a los alumnos de los primeros grados de las escuelas públicas acerca de los beneficios de los mismos y de la importancia de la reforestación en nuestro Parque Miguel Lillo.

Estas acciones fueron contextualizadas dentro del organigrama del programa “Conciencia Verde”, una herramienta que busca desarrollar el sentido de la responsabilidad y el compromiso, valorar la importancia ecosistémica de las especies vegetales, conocer la vegetación existente en nuestro mayor pulmón verde, aprender nociones básicas de botánica a través del cuidado de un árbol adoptado, y conocer el manejo de materiales y técnicas de plantación; basándose en la premisa de que los mismos chicos sean agentes multiplicadores de estos valores, tanto en la institución educativa como en sus propios hogares.

Gracias a estas actividades, que iniciaron el jueves 24 del pasado mes y culminaron en la tarde del miércoles 6, los alumnos de las escuelas N° 3, “República de Nicaragua”; N° 7, “Juan Bautista Alberdi”; N° 25, “General José de San Martín”; N° 47, “Almafuerte”; y el Anexo del CEC N° 801 de Barrio Norte; además de las quequenenses N° 31, “Manuel J. de Guerrico” y N° 49, tuvieron la posibilidad de aprender con un ciclo de charlas teóricas, en las cuales se les planteó la posibilidad de que cada uno actúe como ‘guardián’ de un árbol, y ser protagonistas de tareas de plantación en su misma escuela o en el Lote de Mar 3, participando así de la reforestación de un sector del Parque Miguel Lillo.

Mediante este proyecto, coordinado por las direcciones de Educación, de Gestión Ambiental y Forestal, pudieron apadrinar un árbol en el Lote de Mar 3 los alumnos Antonio, Bautista; Baigorria, Daira; Barrionuevo, Maia; Bautista, Mateo; Brekle, Alma; Cejas Sangla, Kiara; Farías, Román; Graf, Ian; Márquez, Tania; Merlos, Maitena; Olivera Álvarez, Jimena; Ortega, Iara; Osma Merlo, Ludmila; Reynoso, Naiara; Roldán, Yaro; Romero, Benjamín; Trujillo, Dylan; Zusich, Valentina; Blas, Ignacio; Fernández, Facundo; Fernández, Thiara; Gari, Alexis; Gonzáles, Ludmila; Juani Esteban; Marchesini, Lautaro; Pianetti, Maia; Ramos, Angelina; Recabal, Nahiara; Rivero Arregui, Jaia; Rodríguez, Dasha; Soler, Lucas; Vidal, Oriana; Sandoval, Alejandro; Maldonado, Axel; Aranda, Ana Abigail; Ayala, Kiara; Barrionuevo, Sheila; Bernachea, Thiago; Fernández, Gigena Zahiara; Florez Wright, Monserrat; Gorosito, Alma; Laguna, Kiara; Lopez, Keila; Mastrolorenzo, Aisha; Morales, Mateo; Ortueta, Dylan; Pacheco, Nicolás; Padilla, Alexis; Pallottini, Tiara; Silva, Alan; Tolosa, Bautista; Urdampilleta, Santiago; Verón, Martina y Zarate, Matías; todos ellos de la Escuela N° 25.

Mientras que por la Escuela N° 3, hicieron lo propio Escruela, Enzo; Laffargue, Valentina; Leiva Alfaro, Nicolás; López, Benjamín; Madsen Roumec, Jano; Maruca, Vicente; Miguel Arguello, Juan Manuel; Rodríguez, Luca; Sacchetti Paredes, Francisco; Tarca, Leonel; Barón Toledo, Alma; De Castro, Lorenza; De Castro, Francesca; Deluca, Candelaria; Díaz, Zoe; Flores, Juana; Heyd Tiznado, Lucila; Luna, Jazmín; Maringolo, Juana; Martínez, Luz; Nor, Julia; Sibert, Ámbar; Seibert, Perla; Zecca, Ana; Palacios Liberati, Alana; Maletti, Mar; y Vergara, Leonel.

 

Foto 1 y Foto 2