COMPARTIR

Dos personas que venían de Mar Del Plata el último miércoles quisieron ingresar en un par de oportunidades a la ciudad, haciendo caso omiso a las instrucciones de los inspectores municipales de los operativos y alegando variados pretextos que no coincidían entre sí en los diferentes puestos de control.

En precisión, desde el Área municipal de Tránsito, su titular, Julián Corro, describió que “las personas fueron denegadas de ambos accesos, venían de Mar Del Plata, esgrimieron razones en ambos ingresos que no coincidían y no se los dejó entrar”.

Sin embargo, el funcionario reveló que “en el segundo retén, tomaron la Ruta 228, dejaron el auto y cruzaron caminando por encima del terraplén, pero fueron interceptados por personal de Tránsito y policial”.