COMPARTIR

Para resolución de conflictos por la calidad de los granos y descuentos aplicados, los actores de la cadena deben recurrir a la Cámara Arbitral correspondiente. Los análisis efectuados por las mismas fueron respaldados por SENASA, verificando sus métodos de control y afirmando su veracidad. Las muestras analizadas, de abril a julio, tuvieron promedios de grano dañado menores al 1%, y en ningún caso superaron el 14%

 

02 08 Placa Soja

 

Ante la situación actual de retraso en la cosecha, con el grano de soja afectado por el clima y por el tiempo transcurrido desde que el cultivo estaba listo para cosechar, han surgido controversias en la entrega de mercadería entre los distintos actores de la cadena agropecuaria por los ítems de calidad y descuentos aplicados, en particular en lo relacionado a grano dañado. Por ello, desde la Subsecretaría de Desarrollo Agroindustrial se recuerda que ante este tipo de situaciones se debe recurrir a la Cámara Arbitral correspondiente para resolver los conflictos que se puedan presentar.

Asimismo y con respecto a esta problemática recordamos que, a raíz de las diferencias que se venían identificando en los valores de grano dañado, la Cámara Arbitral de la Bolsa De Cereales de Buenos Aires llevó a cabo una reunión en la que intervinieron SENASA, la Cámara Arbitral de Bahía Blanca, acopiadores, exportadores y otros actores de la cadena en la ciudad de Necochea, en cuyo desarrollo el organismo nacional de control alimenticio verificó y respaldó los análisis realizados por las cámaras, afirmando su veracidad e indicando que fueron realizados de la forma correcta según protocolo, respetando el estándar vigente.

Según los informes, las muestras analizadas durante los meses de abril, mayo, junio y lo que va de julio del corriente año tuvieron promedios de grano dañado menores al 1%, y en ningún caso una muestra superó el 14%, dato certero que señala que no todo lo que se ve como desmejorado a simple vista es dañado.

En este contexto, se le recomienda a los productores y a los compradores analizar la mercadería para conocer su calidad y lograr una comercialización ordenada y equilibrada y, en caso de controversias, recurrir a las Cámaras Arbitrales para evitar inconvenientes.

 

Se adjunta placa