COMPARTIR

Luego de un exhaustivo control en un comercio habilitado para compra y venta de chatarra, encabezado por la DDI local más el aporte del municipio, se detectaron numerosas irregularidades y se procedió a la clausura con intervención de la justicia

La Dirección de Control Urbano, área a cargo de Julián Zugazúa, hizo un valioso aporte a un operativo encabezado por la DDI Necochea, oportunidad en la que clausuraron una chatarrera donde secuestraron dos autos robados, dos carrocerías con numeración alterada, el cuadro de una moto con pedido de secuestro y gran cantidad de autopartes de dudosa procedencia.

En el marco de la continuidad de tareas preventivas realizadas en conjunto, de allí la presencia de inspectores municipales y en pos de alcanzar una reducción del índice de sustracción de automotores, es que se desarrolló un amplio operativo policial en un comercio situado en calle 82 al 1500, lugar donde funcionaba un predio dedicado a la compra y venta de chatarra.

Luego de una exhaustiva inspección, se corroboró la existencia de una importante cantidad de autopartes de distinto tipo y marcas, además de un vehículo Volkswagen Gol con pedido de secuestro activo de marzo pasado sustraído en Necochea, un Fiat Uno sustraído en la ciudad de La Plata, Carrocería de una Volkswagen Suran y otro Volkswagen Gol cuya numeración grabada en la carrocería fue erradicada, maniobra delictiva para impedir la verdadera identificación.

Cabe destacar que, lógicamente, la habilitación municipal solo era de compra venta de chatarra, por lo que al constar esta irregularidad es que se procedido a la clausura preventiva del establecimiento con intervención del Juzgado de Faltas Municipal.

Antes esta situación, el fiscal de la causa, José Luis Cipoletti, a cargo de la UFI Nº 1, dispuso se labren actuaciones por el delito de “Encubrimiento”.

 

Se adjuntan foto1 y foto2