COMPARTIR

Fuertes tareas de repaso y entoscado se realizan en los barrios Norte y La Florida, mientras que las labores se focalizan en las inmediaciones del Jardín de Infantes N° 918 donde, además, se realizan cunetas para que el agua no quede estancada y permita el ingreso al establecimiento.

Apuntando a darle continuidad al plan de reacondicionamiento de las calles de tierra de la ciudad, maquinaria municipal, en un accionar coordinado por la Secretaría de Planeamiento, Obras y Servicios Públicos, sigue apostada en los diferentes barrios para dar respuesta a los reclamos de los vecinos y procurar calzadas más transitables.

En el día de ayer, una cuadrilla trabajó en la reparación de un largo tramo de la 107, entre la Avenida 42 y la calle 50; mientras hoy se entoscaban dos cuadras de la 48, desde la 107 y hasta la 111, parte de una solicitud presentada por una vecina de aquella zona.

Simultáneamente, otros equipos del área se encargan del repaso y posterior entoscado de la calle 86, desde la Avenida 43 y hacia la Ruta N° 86, además del acondicionamiento de todo el sector comprendido por la cuadrícula delimitada por las calles 74 y 86, de 41 a mencionado camino provincial.

Allí, el trabajo se centra principalmente en los accesos al Jardín de Infantes N° 918, lugar en el que se estancaba el agua ante cualquier precipitación, con la construcción de una cuneta para que corra por la calle 39 y desemboque en la Avenida 74.

 

Foto 1, Foto 2 y Foto 3