COMPARTIR

A la espera de una respuesta por parte de la Provincia para invertir en una nueva obra y decretada la emergencia sanitaria al respecto, el municipio volvió a inspeccionar el caño subfluvial tras detectar una nueva pérdida y ya se trabaja en la generación de una nueva junta de tres metros para dar solución provisoria a la problemática.

Detectada una nueva pérdida en el caño subfluvial que lleva lo líquidos cloacales hacia Punta Carballido, la Dirección de Obras Sanitarias está abocada de lleno a encontrar una nueva y pronta solución a esta problemática, tras trabajos anteriores que incluyeron la reparación de unos 18 metros de la tubería.

Para ello, ya se trabaja de forma mancomunada con personal de Prefectura Naval inspeccionado la estructura que se posa sobre el lecho del Río Quequén. “Hace unos diez días se volvió a generar una rotura, para lo que vamos a generar una nueva junta de tres metros para colocar a continuación de lo que ya está hecho”, afirmó al respecto el ingeniero Leonardo Gaitán, titular del área involucrada.

Además, volvió a explicar sobre el conducto de 800 milímetros que “se trata de un caño de material ferroso que es atacado por el agua salina que ingresa del mar”, y agregó: “El año pasado, en virtud de varias roturas que se habían generado, terminamos reparando 18 metros (NdR: con respecto a los 10 que había arrojado la inspección) porque a medida que se iba limpiando el caño, con los ‘dientes de perro’ que se incrustan sobre la superficie, se iban generando nuevas roturas por su deterioro”.

“Ni bien descubrimos la nueva pérdida nos contactamos con Prefectura para hacer la inspección del caño y ya estamos cotizando para hacer la nueva junta y colocarla”, afirmó sobre la actualidad de los trabajos.

Recordando las acciones que se ejecutaron desde el municipio hace unos meses para dar por solucionado el problema, el ingeniero recordó que “decretamos al caño como una emergencia sanitaria, se hizo un proyecto que se elevó a la Provincia y estamos a la espera de la autorización y la inversión para poder cambiarlo”. Por el momento, “lo que estamos haciendo es alargar la agonía del caño, ésta no es una reparación definitiva”, dejó en claro.

En cuanto a la nueva obra que traería solución a esta problemática, Gaitán indicó que “es una inversión de gran envergadura, que ronda los 17 millones de pesos, porque hay que hacer un túnel por debajo del lecho del río con equipos especiales y colocar una cañería nueva de material plástico especial con paredes de 50 mm”.

Y reveló que, por el momento, “no hemos tenido respuesta por el lado de Provincia, pero seguimos haciendo tratativas en cada viaje que el intendente (Facundo López) hace a La Plata”, mientras que se mantienen conversaciones con al Autoridad del Agua: “nos están pidiendo un informe detallado para ayudarnos a que se envíen los recursos para la obra definitiva”.

 

Foto 1, Foto 2, Foto 3, Audio y Video