COMPARTIR

El ejemplar se encuentra sobre el trazado que comprenderá la obra de asfaltado, por lo que desde la Municipalidad se hizo un debate abierto y un estudio técnico profundo para mantenerlo y que quede constituido sobre el separador central.

Respecto al asfaltado de la Av. 10, obra que avanza bajo la gestión del intendente municipal, Dr. Facundo López, se realizó una poda de un eucalipto emblemático de la zona, a la altura de la calle 117, con un estudio técnico previo por parte de las áreas que componen la Secretaría de Planeamiento, Obras y Servicios Públicos, a fin de preservar la vida del ejemplar.

En ese sentido, la Ing. Andrea Frigerio, de la Dirección Forestal, explicó técnicamente que “se hizo un procedimiento de poda en un eucaliptus camaldulensis”, para que permanezca constituido sobre el separador central de la avenida, y no una tala, que es algo distinto.

El árbol es de unos 70 años de edad y no fue plantado por nadie, sino que creció de manera espontánea. “Fue decisión del Municipio preservar ese árbol al igual que el resto de la arboleda que se encuentra en la acera de Av. 10 entre 99 y 117, no del lado del parque, sino del lado de las viviendas”, precisó Frigerio.

La funcionaria siguió explicando que “ése eucalipto decidió preservarse porque es de carácter emblemático, y las tareas que se realizaron fueron de poda, para lograr darle estabilidad al ejemplar para que permanezca en ese sitio y estar bien constituido en el separador central”.

Respecto a algunas dudas que generó esta decisión en la población, Frigerio resaltó con énfasis que “es importante destacar que poda y tala son dos términos diferentes; tala tiene que ver con abatir el árbol, mientras que la podaconsiste en hacer un acortamiento de ramas”. Al ser el árbol un todo,  “hay un equilibrio entre la parte aérea y la parte radicular, cualquier intervención en una parte de ella repercute sobre la otra, por lo cual si nosotros acortamos las raíces para poder incluir al árbol en el separador central y preservarlo, también debemos podar la copa”, aclaró.

También destacó que no habrá inconvenientes con la brotación. “En el género de eucaliptus no es un problema, ya que tienen brotes que se generan en yemas dormidas. La copa verde genera una hormona que inhibe el desarrollo de estas yemas, pero al no tener copa verde este árbol, no tenemos estas hormonas, por lo cual no hay inhibición y estas yemas dormidas ya están libres para iniciar la brotación, que es lo que sucederá en un tiempo”.

Finalmente, destacó el trabajo de la Dirección Forestal y la Dirección de Espacios Públicos para llevar adelante las tareas, como también el estudio técnico realizado. “Se hizo desde Forestal y también desde la Dirección de Pavimento y la Secretaría en su conjunto, además de que fue un tema bien debatido, e inclusive apoyado por organizaciones no gubernamentales y por mucha gente, ya que se preserva un eucalipto que es emblemático para la zona”.

Se adjunta AUDIO y FOTO