COMPARTIR

Además, analizaron distintos criterios sanitarios por los que se estima en qué fechas Necochea podría saltar a la fase 5. “No apareció ningún contagio nuevo detectado a partir del 3 de junio”, confirmó la secretaria Ruth Kalle.

Esta tarde, en el Salón de Actos municipal, autoridades de la Secretaría de Salud dieron detalles acerca de la red epidemiológica que se configuró desde aparecido el caso 0 del nuevo brote de Covid-19 en nuestro distrito, que determinó la paralización de las actividades comerciales y recreativas por parte del Departamento Ejecutivo.

“El caso índice tuvo doble vía de contagio: por el grupo familiar y por la relación laboral”, explicó al respecto Ruth Kalle, titular del área. Por la primera fueron contagiadas 4 personas, mientras que por la segunda otras 2. Además, especificó que “por los eventos de público conocimiento”, en referencia al baby shower, el virus llegó a otros 14 vecinos.

“Esta es la red epidemiológica que se armó, y no apareció ningún contagio nuevo detectado a partir del 3 de junio”, afirmó la funcionaria.

Con respecto a las cifras, Kalle detalló que “la máxima duplicación de casos fue entre el 23 y el 26 de mayo. Eso activó todo un trabajo de detección de casos en las casas: se realizaron en 13 días más de 250 hisopados, 29 dieron positivo de esta red de contagios y 444 personas quedaron en aislamiento”.

Analizando la posibilidad de una posible puesta en marcha de la fase 5, que permitiría realizar en nuestro distrito nuevas actividades, la licenciada explicó que hay que tener en cuenta distintos criterios sanitarios. “Uno tiene que ver con el estado del sistema sanitario”, donde “el número de pacientes internados es un dato”, y este “es el criterio que, para nosotros, como sistema de salud, va a primar”, haciendo referencia a la posibilidad de recibir en los hospitales a pacientes infectados, tanto en la sala de Terapia Intensiva como en el nuevo sector de Cuidados Progresivos.

Asimismo, Kalle manifestó que, teniendo en cuenta cualquiera de los criterios, “las fechas muestran que entre el 20 y el 24 de junio podríamos empezar a pensar en una fase 5, de nueva normalidad, que tiene que ver con la realización de otro tipo de actividades deportivas, que no sean al aire libre, y algo de actividad gastronómica, por supuesto con protocolos de distanciamiento”.

Lo importante, según destacó la funcionaria, es que “vamos a empezar a convivir con el virus, controlando los focos, si aparecen, y sin volver a otras fases”.

Finalmente, en cuanto al trabajo mancomunado con el Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires, la secretaria confirmó que “accedieron a mandarnos más respiradores y hoy recibimos un cargamento bastante importante con equipo para protección personal. Tuvieron una consideración especial por nuestro estado y nos mandaron refuerzos”. Esta noticia permite seguir mejorando el sistema sanitario, tanto como la habilitación del sector de Cuidados Progresivos, “con el que completaríamos las doce camas con respirador, un dato importante que nos permitirá avanzar de fase”, subrayó.

Por su parte, Gabriel González, director del Hospital “Dr. Emilio Ferreyra”, quiso destacar la labor que realizó el personal de la salud. “Fue un trabajo de horas desde que llegó el caso 0, de salir a hacer los testeos en más de seis hogares, con una movilización de treinta trabajadores, ambulancias y equipamiento. “Ese trabajo se hizo con mucha rapidez y profesionalismo, lo que nos permitió ganar tiempo de oro que nos permitió evitar muchos contagios”, analizó el doctor.

Haciendo referencia al caso del recién nacido que había dado positivo de Covid-19 en la primera de las pruebas realizadas, Belén Irungaray, jefa de Infectología del nosocomio, aclaró que el tanto el bebé como la madre fueron asintomáticos y que se realizó “una primera prueba por fuera del protocolo” para poder estudiarlo.

“Esa misma noche la prueba -una PCR- resultó positiva y llevó a tener que hacer más pruebas: hisopados y análisis de sangre con diferentes resultados, positivos y negativos”, reveló. “Eso habla de que hubo presencia de material genético que después no fue concluyente para confirmar un diagnóstico, pero nos abre un camino para revisar bibliografía y encontrarnos con que sí puede haber transmisión vertical y riesgos por carga viral en el canal de parto, que hay que revisa y estudiar más casos”, explicó.

Continuando con el tema, Liliana Espelet, jefa de Neonatología del hospital municipal, agregó que “Lorenzo (el bebé del caso) se encuentra en muy buen estado general y en estos momentos está con su papa”, luego de un período de aislamiento junto a su madre.

“Lo importante es que es un caso para analizar y ver si permite un cambio de protocolo con los próximos nacimientos. Por lo menos, un control más estricto: no quedarnos tranquilos con que la transmisión vertical no existe”, finalizó explicando.

 

SE ADJUNTA AUDIO, FOTO1, FOTO2, FOTO3, FOTO4, VIDEO